Josefa Brígida de Jesús Vargas Galeana

Josefa Brígida de Jesús Vargas Galeana

Nombre que recibió al ser bautizada.

Magdalena de la Reparación Vargas Galeana

Nombre que recibió como religiosa.

Josefa Brígida de Jesús Vargas Galeana, nombre que recibió al ser bautizada, y como religiosa, María Magdalena de la Reparación. Nació en Irapuato, Gto., México el 8 de octubre de 1866; hija del matrimonio formado por Don Juan Vargas León y Doña Francisca Galeana Amaro.

Recibió las aguas del bautismo al día siguiente de su nacimiento en la parroquia de San Marcos y de Ntra. Señora de la Soledad, por el Sr. Pbro. Don Agustín Licea y Licea, y se confirmó en la misma parroquia por el Excmo. Sr. Obispo Dr. Don José Ma. Jesús Díaz de Sollano y Dávalos en mayo de 1868.

El hogar fue la primera escuela en la que Josefa Brígida de Jesús se inició y creció en la práctica de las virtudes humanas, sociales, morales y religiosas.

Desde la edad de 5 años fue dirigida por su director espiritual Sr. Pbro. Don José María Gabino de Jesús Chávez Lanuza, quien continuaría hasta el final de su vida; y por disposición del P. Gabino Chávez, confió la dirección se su alma a otros sacerdotes y a su hno. R.P. Vicente Vargas Galena, S.J.

A esta misma edad se consagró a la Sma. Virgen recibiendo la cinta de la asociación de los Stos. Ángeles. Asociación que ella presidió años más tarde. (1872).

El 25 de diciembre de 1874 es admitida a formar parte de la Asociación de las Hijas de María, profesándole una tierna y filial devoción, herencia que legaría a sus hijas espirituales.

Desde su adolescencia fue favorecida con gracias espirituales, siente que Dios la llama a ser alma reparadora, a ofrecerse como víctima en unión con la Víctima Divina, a entregar su vida en continua expiación e inmolación por los pecados, en especial de los sacerdotes.

A los 14 años recibe varias manifestaciones del Sagrado Corazón de Jesús, principal fuente que alimentó su vida espiritual; practicando las virtudes que la caracterizaron: humildad, mansedumbre, caridad, sencillez y alegría.

El más ferviente deseo de Josefa Brígida de Jesús, era consagrarse a Dios por la profesión de los consejos evangélicos dentro de un Instituto Religioso, presentando su solicitud en 1894 en el convento de Ntra. Sra. de Guadalupe y de Sta. Coleta de los Pobres Capuchinas, en la ciudad de México y no fue admitida por su precaria salud.

Ma. Magdalena de la Reparación

Ma. Magdalena de la Reparación

Josefa Brígida de Jesús movida por el deseo de agradar a Dios y honrar a la Santísima Virgen, aprovecha su preparación artística, organiza y forma con sus compañeras de la asociación una orquesta que tenía por objeto solemnizar las celebraciones litúrgicas.

Con plena convicción de su vocación a la vida religiosa, acompañada y apoyada de su mejor amiga también hija de María, la Srita. Ma. del Refugio Riegas, se proponen vivir en su casa, espacios de vida comunitaria y momentos fuertes de oración. (1896) estableciendo la obra de los Tabernáculos.

En 1901 pide permiso a su director espiritual de portar un vestido especial y con su compañera emprenden la noble tarea de fundar y auspiciar el asilo de Guadalupe para niñas huérfanas, solicitando la presencia de las religiosas Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres

En octubre de 1902 solicita al Excmo. Sr. Don Leopoldo Ruiz y Flores, Obispo de León, permiso para fundar un Instituto Religioso, el prelado le ordena funde primero un colegio y el 19 de enero de 1903 se abren las puertas del Colegio del S. Corazón de Jesús, (Colegio Irapuatense); en esta misma fecha funda la congregación Familia de Corde Jesu; (familia que brotó y vive dentro del Corazón de Jesús) recibiendo su aprobación oficial el 25 enero 1903; Profesó los consejos evangélicos el 2 de febrero del mismo año y los votos perpetuos el 2 de febrero de 1905; en este mismo año le fueron aprobadas las Constituciones el 25 abril. El 05 de agosto 1907 funda la Alianza Expiatoria, asociación de laicos que viven en familia el carisma de amor y reparación; En 1916 establece en el Templo de San Francisco de Paula de la ciudad de Irapuato un ejercicio expiatorio a través de la proclamación del salmo 50.

El 20 de enero de 1917 a la edad de 50 años, 3 meses y 9 días de edad, el Divino esposo escogido entre millares la llama a vivir con Él para que viva en plenitud la contemplación; fue Inhumada en el panteón francés en la ciudad de México, el 22 de enero 1917 y exhumados sus restos para ser trasladados a la cuidad e Irapuato el 31 de enero 1924 encontrándose el corazón intacto.

La Sierva de Dios María Magdalena de la Reparación trazó un amplio horizonte en la obra evangelizadora de la Iglesia: Educación, Pastoral de Salud, Misión Ad gentes, Nueva Evangelización, Catequesis y otros servicios.

La vida de la Madre María Magdalena fue un canto de amor y de víctima al Amado de su alma que la eligió y ella respondió con un sí sin reservas; canto cuyo eco se prolonga en la vida de cada una de sus Hijas.