A María Santísima le ha sido encomendada una hermosa y gran tarea: la de llevar a Cristo

“María es siempre camino que lleva a Cristo; todo encuentro con Ella termina en encuentro con el propio Cristo”

En esta Familia de Corde Jesu, la religiosa pertenecer a la Asociación de Hijas de María Inmaculada, y desde entonces considere tan tierna Madre como compañera, medianera y protectora; con Ella trabaje, luche y asóciese en un mismo espíritu.